viernes, 29 de julio de 2016

El Avril ha recibido su certificación definitiva tras dos años de pruebas

Talgo completa la certificación de su nuevo tren de Alta Velocidad Avril

Durante las pruebas de velocidad, el Avril alcanzó registros de “velocidad máxima sostenida” de 363 km/h con rodaduras de ancho fijo y de 350 km/h con rodaduras de ancho variable 

 

Talgo  ha recibido el certificado de evaluación de conformidad definitivo de su tren de muy alta velocidad Avril, tras haber superado dos años de exhaustivas pruebas en las vías de alta velocidad españolas. Talgo ha invertido más de 50 millones de euros durante ocho años en el desarrollo de este nuevo tren más rápido, eficiente, ligero y adaptable a las necesidades del operador.

Durante las pruebas se verificaron 102 características técnicas y funcionalidades, como exige la Especificación Técnica de Interoperabilidad del sistema ferroviario transeuropeo de alta velocidad. Entre otras características, el Avril alcanzó registros de “velocidad máxima sostenida” de 363 km/h con rodaduras de ancho fijo y de 350 km/h con rodaduras de ancho variable, durante las pruebas de velocidad. El nuevo desarrollo de Talgo fue homologado el 13 de mayo, de acuerdo a lo previsto, y finaliza hoy su proceso de certificación definitivo, por lo que el Avril ya está preparado para su comercialización.

El tren de muy alta velocidad Avril cuenta con soluciones técnicas nunca antes aplicadas y probadas en un tren de alta velocidad, como son: la tecnología de cambio de ancho de la rodadura, que le permite circular tanto por vías de alta velocidad de ancho estándar europeo como por vías convencionales de ancho ibérico, y unos coches más anchos que los que circulan por Europa, lo que le dotan de un espacio útil para los viajeros muy superior al de cualquier tren de un solo piso.

Por su construcción con materiales más ligeros, el Avril es el tren que tiene la mejor relación peso-potencia, menos emisiones de CO2, mejor deslizamiento y menor consumo energético. Al ser un tren eficiente y de gran capacidad, es sumamente respetuoso con el medioambiente.

En palabras del Presidente de Talgo, Carlos de Palacio: “En nuestros días, el desarrollo tecnológico debe ir de la mano del cuidado del medioambiente para crear productos sostenibles tanto económica como energéticamente. Con la apertura del mercado europeo, los operadores ferroviarios se verán obligados a reducir sus costes de operación y el ratio de coste de inversión por pasajero. Por esto, hemos querido adelantarnos al futuro de la industria ferroviaria y poner a disposición de nuestro país el Avril: un tren más rápido, eficiente, ligero y sostenible que ahorrará costes energéticos y de mantenimiento a los operadores, conservando además el espíritu ecológico que rige nuestro tiempo y el de las generaciones futuras”.

La certificación del Avril es uno de los grandes hitos para Talgo, pero también para la industria española, al ser un tren desarrollado y fabricado íntegramente en España. Se suma así al desarrollo tecnológico que ha acompañado a la Compañía durante sus más de 70 años de vida.


Apuesta tecnológica



El nuevo tren Avril cuenta con la tecnología única de Talgo, como el cambio de ancho de la rodadura que por primera vez se aplica a la muy alta velocidad. El cambio de ancho permite al Avril circular por la toda la red ferroviaria española, integrada tanto por vías de alta velocidad de ancho estándar europeo, como por vías convencionales de ancho ibérico. Garantiza así la interconexión en alta velocidad de las subredes nacionales de distinto ancho de vía como la interconexión internacional. Esto significa que el Avril conseguiría llevar antes la alta velocidad al País Vasco, Galicia o Asturias, sin necesidad de construir carriles adicionales hasta que se termine la vía de alta velocidad en todo el recorrido.

Concebido como plataforma polivalente, es capaz de adecuarse a distintos anchos de vía en su versión reversible de rodadura desplazable o fija y modularidad interior. Así se ha construido un tren adaptable a los requerimientos del operador, con el objetivo de convertirse en una referencia mundial dentro del sector ferroviario.

La ligereza de los materiales aplicados, junto con las soluciones técnicas propias de Talgo, tales como rodaduras compartidas y guiadas desde el tren, bajo centro de gravedad, construcción de aluminio o el menor número de rodaduras, entre otros, permiten disponer de un tren con 100 toneladas menos de peso que los demás trenes de alta velocidad y con menor número de rodaduras, lo que convierte al Avril en un tren que permite ahorrar en el consumo energético y con un coste de mantenimiento muy inferior al de sus competidores, al ejercer un menor desgaste sobre la vía.

El nuevo tren ofrece la máxima accesibilidad siendo el único tren de su categoría que no requiere escalones para subir o bajar de los coches, ya que su piso se sitúa a la misma altura que el andén de las estaciones. Esto permite la máxima comodidad y seguridad para los viajeros y personas con movilidad reducida, que pueden acceder al tren sin ayuda de ningún elemento auxiliar y reduce los tiempos de subida y bajada de pasajeros en las estaciones.

Entre otras soluciones técnicas del Avril destaca la caja ancha, que consigue incrementar el espacio interior de los coches hasta una capacidad máxima muy superior a los 365 pasajeros que ofrecía la anterior generación de trenes Talgo de alta velocidad.

En los últimos años,Talgo ha apostado por una estrategia de internacionalización que ha abierto las puertas a la compañía a nuevos mercados tan diversos como Estados Unidos, Arabia Saudí, Rusia, Uzbekistán o Kazajistán, donde ha llevado su tecnología única, adaptándola a las diversas condiciones geográficas e incorporando estas experiencias a su know how, manteniendo así su carácter innovador con la mejora permanente de sus productos.

fuente Talgo  

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario